viernes, 18 de noviembre de 2016

Hoteles SPA y Wellness, un segmento al alza de cara al 2017

La temporada de vacaciones 2017 se va perfilando ya en las grandes cadenas hoteleras como la consolidación del segmento de spa y wellness. Una fórmula a la que se han adaptado todo tipo de alojamientos, brindando a sus huéspedes desde pequeños centros de belleza y masajes a grandes spa con piscinas, Jacuzzi, saunas de lo más variopintas y circuitos de hidroterapia profesionales.
Hotel Andalucia Playa Chiclana Cadiz SPA
Este SPA de un hotel de Cadiz aplica esta fórmula a la perfección.

Son los nuevos hoteles spa de vanguardia los que parecen estar destinados a poner la guinda en el sector turístico para el próximo 2017. Cuando empiezan a salir a la luz las primeras ofertas de Early Booking, las cadenas hoteleras más relevantes de nuestro país muestran algunas de sus novedades más significativas para el año que viene.


Los hoteles wellness serán clave, brindando espacios cada vez más cuidados y con planes más completos, vinculando otros servicios del alojamiento para crear un paquete más especializado que nunca.

El perfil del viajero que busca un lugar de relax para unas vacaciones de salud y descanso es cada vez más amplio. Si antes eran sobre todo huéspedes con una media de edad de 45 a 65 años en adelante, ahora los jóvenes de 20 y 30 años también se quieren sumar a esta moda: viajar para desconectar y cuidarse. Sin más. El destino queda en un segundo plano y el motivo de compra son realmente las instalaciones que nos ofrezca uno u otro alojamiento. Se va de vacaciones al spa, además de aprovechar para visitar un destino diferente.

Pero, en estos casos, los viajes cortos son también una buena alternativa a la que muchos se apuntan, especialmente en el segmento del turismo nacional e interno. Así, los hoteles spa en Chiclana, los resorts en Huelva con servicios wellness, los alojamientos en Almería con espacios para deportes y salud y los hoteles spa en Marbella son los que se llevan la palma.

Cada vez hay más flujo de visitantes que apuestan por estas zonas que implican poder desplazarse en coche o en avión (pero con trayectos de menos de 1 hora de vuelo) y se cree en el sector que esta tendencia no ha hecho más que empezar y en 2017 se consolidará.

Es además una gran opción para la llamada desestacionalización de los destinos: el otoño, la primavera e incluso las vacaciones de invierno ven con buenos ojos destinos de playa que antes se rechazarían en favor de los más urbanos o de interior.
Hotel Corel Beach Marbella
Un hotel de playa en Marbella.
Un plan detox en otoño y en primavera es el reclamo más aplaudido.

Muchos son los que lo han aprovechado ya durante estos meses y otros muchos han reservado ya para el puente de la Constitución e incluso las navidades.

Los destinos para elegir se abren: donde antes aparecían Andorra, Asturias y Galicia como capitales balneario, ahora se suma el sur con fuerza, gracias a la renovación de muchos de sus hoteles más prestigiosos e históricos.

La ampliación de instalaciones hoteleras destinadas a crear centros de spa dentro de los resorts ha sido una máxima durante estos últimos cinco años. Las inversiones han sido numerosas y masivas y la transformación ha llevado incluso a cambiar el concepto de algunos de estos hoteles, pasando de ser familiares a Sólo Adultos o conservando el acceso a niños pero con zonas específicamente cerradas para mayores.

De este modo, se busca atraer a un viajero que, aún con estancias más cortas, invierta más en esos días de vacaciones. Para ello, los llamados hoteles spa de vanguardia no solo ofrecen un centro de wellness completo y con profesionales acreditados sino que también coordinan todos los servicios del hotel hacia ese nuevo modelo de viajero: se crean menús de dieta, propuestas gourmet saludables, paquetes de relax y deporte, actividades al aire libre que permitan combinar planes saludables con el descubrimiento del destino, terapias especiales según la época del año, masajes personalizados.
Hotel Andalucia Playa Chiclana Cadiz
Este es el moderno gimnasio del Hotel Andalucía Playa, en Chiclana (Cádiz).
Renovación total.

Algunas firmas hoteleras han optado directamente por cambiar todo el concepto de hotel, transformando hasta el último detalle del mismo para cuadrarlo con ese nuevo público que busca espacios de descanso que van más allá de una habitación cómoda y una zona de piscinas con sofás.

En la zona de Playa de Palma, en Mallorca, donde se está promoviendo la primera iniciativa de recuperación de las áreas turísticas maduras de España, existen muchos ejemplos. Y no solo son los hoteles spa en Playa de Palma los que mudan de piel y lanzan propuestas totalmente innovadoras (seguro que si vuelves a uno de aquellos hoteles a los que fuiste hace años te sorprenderá ver que no se parecen en nada a lo que eran), sino que todos los alojamientos que se han renovado en la zona han subido de categoría, pasando de las 2 y 3 estrellas a las 4 estrellas mínimo. Esta subida de categoría es por requisito institucional, de acuerdo con el plan de remodelación de la zona y exige la incorporación de nuevos servicios para huéspedes dentro del hotel.

Creación de gimnasios, apertura de piscinas interiores con Jacuzzi, camas térmicas, saunas y baño turco, la ampliación de restaurante, la renovación de terrazas, la reforma de las azoteas para convertirlas en espacios chill out, la inclusión de piscinas con juegos infantiles, miniclub para bebés y adolescentes… Cada hotel ha apostado por servicios diferentes pero, sin duda, son los spa y los centros de bienestar los que se han llevado la mejor parte.

El diseño minimalista, el concepto IKEA de espacios vivibles, funcionales y elegantes al tiempo, la elección de colores, la ubicación de las diversas instalaciones, la defensa del descanso insonorizando determinadas zonas del hotel… Las mejoras son innumerables y, aunque no todos se han volcado al máximo, sí se puede decir sin riesgo a equivocarnos que la planta hotelera española ha dado un claro paso hacia adelante para poder seguir siendo competitiva con los grandes resorts de los nuevos mercados orientales.
Hotel Corel Beach Marbella
Este es el cuidado interiorismo de este hotel de Marbella.
Precios ajustados.

En precio también se ha hecho un gran esfuerzo. Aunque la relación de calidad y tarifa que ofrecen los hoteles spa en España es mucho más ajustada que fuera de nuestras fronteras, la seguridad y los servicios que brindan nuestros destinos permiten al sector turístico español continuar luchando por encabezar las listas de los más concurridos, especialmente en verano.

La desestacionalización aún no es un hecho global pero sí empieza a dejarse notar en las capitales de los principales destinos de playa: Palma, Málaga, Huelva, Ibiza… Los planes de spa son un buen incentivo en este sentido y, de hecho, los hoteles wellness son los que abren durante más tiempo, prolongando la temporada e, incluso, abriendo los 365 días del año.

Lo que deparará el futuro no se sabe nunca, pero lo que sí se puede reconocer ya como un hecho es que el viajero de hoy en día no solo busca destino, sol y playa. Quiere que su hotel le ofrezca mucho más. Quiere poder presumir de vacaciones. Así que, los hoteleros han de preguntarse: ¿es mi hotel digno de ser compartido en las redes sociales bajo una buena perspectiva? De lo contrario, tendrá problemas. Pero eso nos da para otro artículo. En próximas semanas ;)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario