jueves, 15 de diciembre de 2016

Qué ver en Milan, la guía definitiva

En más de una ocasión hemos escuchado aquello de que "Milán no da para mucho", sin embargo estamos seguros de que, cuando termines de leer este artículo, vas a pensar justo lo contrario.
Guía de Milán, Italia.
Milano, como se le conoce en su propio idioma, es la segunda ciudad más poblada del país transalpino, capital de la región de Lombardía y considerada también por muchos como la capital económica e industrial de Italia (para otros aspectos ya está Roma), además, hay que reseñar que tanto en la ciudad como en sus alrededores se habla un dialecto propio, el meneghino. Como puedes ver, poco tiene que envidiar a otras grandes ciudades europeas.


Pero, por si estos datos no son suficientes, a continuación puedes ver la lista que hemos elaborado con las mejores cosas que ver y hacer durante tu estancia en Milán.


:: PRINCIPALES PUNTOS DE INTERÉS (ZONA CENTRO)

- Duomo di Milano.

Así es como se conoce al edificio más icónico de la capital lombarda, la imponente Catedral de Milán, una de las más grandes que se conoce, con capacidad para albergar a cerca de 40.000 fieles.

La obra empezó allá por el 1386 y no fue terminada hasta cinco siglos después, siendo coronada en su punto más alto por la popular Madonnina, una estatua de cobre dorado que hoy en día se ha convertido en el símbolo de Milán y, según la tradición, ningún edificio de la ciudad debía ser más alto que ella. Una tradición que terminó siendo transformada en ley durante los años treinta e impidió que otras estructuras, como la Torre Branca o la Torre Velasca superasen los 108 metros de la catedral.

Y, hablando de alturas, ¿Sabías que puedes pasear por la terraza de la catedral? Así es, aunque hay que pagar un suplemento de 8€ (algo más si deseas usar el ascensor). Desde aquí tendrás unas vistas auténticamente privilegiadas y podrás saber lo que siente la propia Madonnina mientras custodia su ciudad.

Encontrar la catedral resulta sumamente sencillo, pues se encuentra en la Piazza del Duomo, justo en el centro de Milán y la estación de metro más cercana es la de Duomo, de las lineas 1 y 3. El tranvía también es una buena opción: Líneas 2,3,14 y 24.
Catedral de Milán
Una imagen frontal de la Catedral de Milán.

- Gallería Vittorio Emanuele II.

Seguramente no llegues a comprar nada en esta preciosa galería comercial que aglutina las mejores marcas del momento, así como un buen número de restaurantes y cafeterías, sin embargo, la visita merece la pena sólo por ver la galería en sí.

El edificio, que se construyó en la segunda mitad del siglo XIX, lo forman dos arcadas perpendiculares con bóvedas de cristal y sirve de unión entre dos de los principales puntos de interés de Milán: El Duomo y el Teatro alla Scala.

En el cruce de estas dos bóvedas verás un mosaico de un toro. Se trata del escudo familiar de los Savoia y, según dicta la tradición, aquellos que den un giro de 360º sobre él apoyados en su pie derecho tendrán buena suerte, y si el ritual se realiza el 31 de diciembre, la suerte les acompañará durante todo el año.

La mejor forma de llegar hasta aquí es a través de las lineas 1 y 3 del metro, parada del Duomo.
Las famosas galerías de Milán.

- Castello Sforzesco.

El Castillo de los Sforza fue construido como fortaleza a mediados del siglo XIV, aunque a lo largo de la historia ha ido recibiendo diferentes usos y sufriendo múltiples modificaciones que terminaron con una profunda restauración que se dio por finalizada en 1905 con la edificación de la Torre del Filarete y del Parque Sempione, que se emplazó en el lugar de la antigua plaza de armas.

Actualmente el castillo alberga algunos de los museos más importantes de la ciudad, como el de Arte Antiguo, el Egipcio o la Pinacoteca, que pueden ser visitados por un precio de 5€, aunque si no eres muy de museos, te recomendamos que, al menos, entres a ver el patio central, cuya entrada es gratuita y permanece abierto hasta dos horas más tarde del cierre de los museos.

Los Museos cierran a las 17:30, y las estaciones de Cardona y Cairoli (Línea 1) y Lanza (Línea 2), son las mejores opciones para llegar.

- Teatro alla Scala.

Uno de los más famosos del mundo, el Teatro alla Scala esconde en su interior un majestuoso auditorio y un gran vestíbulo que están a la altura de las importantísimas obras que aquí se han estrenado, algo que contrasta claramente con el aspecto de su sobria fachada.

También alberga un museo cuya entrada cuesta 7€ y da acceso tanto al vestíbulo como al auditorio, que podrás contemplar desde uno de sus pequeños palcos de terciopelo rojo.

Las paradas de metro más cercanas son las de Duomo y Montenapoleone.
Teatro alla Scala, Milán
Bonita perspectiva del Teatro alla Scala.

:: OTRAS VISITAS INTERESANTES

- La última cena (Santa Maria delle Grazie).

¿Sabías que esta famosa obra de Leonardo da Vinci se encuentra en Milán? En realidad, La última cena, es una pintura mural que aún puedes contemplar sobre la pared en qué se pintó originariamente, en el Convento de Santa Maria delle Grazie, lugar que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980.

Has de saber que, dada la alta demanda, si quieres visitarlo deberás reservar tu entrada con meses de antelación y su precio es de 10€ + 2€ (tasa de reserva). Puedes reservar aquí.

En metro: Cadorna (Líneas 1 y 2) y Conciliazione (Línea 1).
La última cena de Leonardo Da Vinci, Milán
El famoso mural de Leonardo da Vinci.

- Parque Sempione.

Esta gran zona verde de 386.000 metros cuadrados es el parque más importante de la ciudad y se encuentra en la parte antigua de la misma, justo entre el Castello Sforzesco y el Arco della Pace.

En el interior del parque también se encuentra la Torre Branca y el Acuario Civico, uno de los más antiguos de toda Europa (1906).

- Arco della Pace.

Situado en uno de los extremos del Parque Sempione está el Arco della Pace, un monumento que se completó en 1838 y, un par de décadas más tarde, pudo contemplar la entrada triunfal de Napoleón III y Victor Manuel II tras la victoria en la Batalla de Magenta.

- Estadio Giuseppe Meazza.

También conocido como Estadio de San Siro, este es uno de los estadios más míticos de Italia y de Europa, con capacidad para más de 80.000 espectadores, se trata del más grande del país y es la sede que comparten los dos equipos de la ciudad, AC Milan e Inter, de ahí la dualidad en su nombre, pues mientras los aficionados del Inter se refieren a él como Giuseppe Meazza, los del Milan prefieren llamarlo San Siro.

Se trata de una visita indispensable para los más futboleros, que podrán llegar hasta el estadio bajando en la estación de metro de San Siro Stadio (la línea 5).

- Santuario di San Bernardino alle Ossa.

Esta iglesia ha adquirido gran fama y congrega a más turistas y curiosos que a fieles propiamente dichos, y es que su capilla tiene la una peculiaridad de estar decorada con multitud de cráneos y huesos humanos que proceden de un antiguo cementerio que se quedó corto de espacio.

Puede resultar un poco macabro, pero es innegable su enorme tirón. La estación de metro más cercana es la de Duomo y los fines de semana sólo abren hasta las 12 del mediodía.
San Bernardino alle Ossa, Milán
Una imagen en la que se puede apreciar la curiosa decoración de la capilla de San Bernardino alle Ossa.

- Cementerio Monumental.

Y siguiendo con las visitas que algunos podrían calificar como "un poco macabras", llega el turno del Cementerio Monumental de Milán, una gigantesca extensión de más de 250.000 metros cuadrados que fue construido en la segunda mitad del siglo XIX con el fin de unificar los cementerios que había en la ciudad hasta entonces.

Lejos de lo que se podría pensar, éste no es un lugar lúgubre y el motivo por el que se recomienda la visita no es otro que el alto valor artístico de muchas de las tumbas y esculturas, lo que prácticamente lo convierte en un museo al aire libre.

Los lunes permanece cerrado y, para llegar hasta allí, se recomienda el metro: Monumentale (Línea 5) y Garibaldi (Línea 2).

- Columnas de San Lorenzo.

Estas ruinas romanas, 16 columnas en total, que datan del siglo II, no siempre estuvieron en el mismo sitio, pero fueron trasladadas hasta aquí cuando se construyó la Iglesia de San Lorenzo, allá por el siglo IV.

Se trata de un lugar con bastante ambiente nocturno, sobre todo los fines de semana, así que se recomienda visitarlo cuando empieza a caer la noche y aparecen los músicos y los pintores.

- Barrio de Navigli (canales).

Antiguamente, Milán también tuvo su sistema de canales artificiales, por donde se transportaba tanto pasajeros como mercancía, sin ir más lejos, a través de estos canales fue transportado todo el mármol necesario para la construcción de la catedral.

Hoy en día ya sólo quedan los dos canales más importantes, el Naviglio Grande y el Naviglio Pavese y este barrio es uno de los más encantadores y bohemios de la ciudad con una animada vida nocturna. No desaproveches la oportunidad de dar un paseo entre los canales y las terrazas típicas italianas o cenar en uno de los barcos-restaurante.

La actividad en esta zona se intensifica los fines de semana donde, entre otras cosas, cada sábado montan un mercadillo de libros, gastronomía y curiosidades y el último domingo de mes un interesante mercado de antigüedades.
Navigli, Milán, Italia
Atardece sobre el canal.

- Piazza Mercanti.

La Piazza Mercanti es una céntrica plaza muy próxima al Duomo que, durante la edad media se convirtió en el centro neurálgico de la ciudad. Hoy, se trata de un agradable lugar donde aún puedes contemplar algunos edificios de aquella época. Metro: Cordusio (Línea 1).

- Piazza Gae Aulenti.

En la parte norte de la ciudad encontramos esta futurista plaza que fue inaugurada en el 2012 y va en consonancia con los edificios que le rodean, pues se trata de la zona más moderna de la ciudad, donde destaca sobremanera la Torre Unicredit, un coloso de 231 metros de altura.

Merece la pena una visita nocturna, para poder presenciar el espectáculo de luz y sonido y ver activado el sistema de iluminación LED que da color a la plaza.

A través de una pasarela peatonal, puedes llegar desde la Plaza Gae Aulenti hasta el Corso Como, una de las calles más animadas e interesantes de Milán, con multitud de restaurantes y cafeterías.

Metro: Garibaldi Fs (Líneas 2 y 5).
Plaza Gae Aulenti y Torre Unicredit, Milán
La Plaza Gae Aulenti con la Torre Unicredit como protagonista.

:: DESDE LAS ALTURAS

Al principio del artículo os hablábamos y os recomendábamos la visita a la terraza de la catedral, pero debéis saber que esta no es la única forma de disfrutar de unas buenas vistas de Milán desde las alturas, y aunque ampliaremos la información en el siguiente artículo, aquí os dejamos un avance con otras alternativas desde donde contemplar la capital lombarda a vista de pájaro:
  • Torre Branca: Ubicada en el Parque Sempione, esta estructura metálica alcanza el centenar de metros de altura y puedes subir hasta la cima en ascensor por un módico precio.
  • Torre Pirelli: También conocido como Pirellone, este rascacielos de 127 metros de altura sólo abre sus puertas al público en general en ocasiones especiales.
  • Palazzo Lombardia: Con 161 metros, es el segundo edificio más alto de la ciudad y su mirador abre al público cada domingo. Entrada gratuita.
  • Torre Unicredit: Inaugurado en 2011, esta torre es el rascacielos más alto de toda Italia (231 metros).
Terraza de la Catedral de Milán - Duomo - Italia
Milán visto desde la terraza de la Catedral. Al fondo puede verse la Torre Unicredit.

:: COMPRAS Y MERCADOS

Es inevitable pensar en la ciudad de Milán y no asociarlo directamente con las compras, no en vano se le conoce mundialmente como la capital de la moda y el diseño, donde su máximo exponente es la Galería Vittorio Emanuele II, a la que hacíamos referencia unas líneas más arriba, pero a parte de esto, también hay lugares y mercados más mundanos y accesibles. Os hacemos un resumen a continuación:
  • Corso Buenos Aires: Una de las calles comerciales más largas de Europa, que con sus más de 350 tiendas tiene una de las facturaciones diarias más altas del planeta.
  • Mercato Viale Papiniano: Abierto los martes y sábados, este mercadillo que empieza con los típicos puestos de fruta y verdura, también está repleto de objetos vintage, zapatos y ropa.
  • Mercato Rionale de Via Fauché: Otro gran mercado con fruta, verdura, pescado y objetos de todo tipo que también se monta los martes y sábados.
  • Fiera de Sinagaglia: Este es el mercado de la zona de Navigli, uno de los más grandes y antiguos de Milán. Abre los sábados.

:: CIUDADES CERCANAS

Y, si después de todas las visitas que te hemos propuesto, aún te sobra tiempo, no dudes en hacer una escapada a alguno de estos lugares próximos a Milán:

  • Bérgamo: Se trata de una bonita ciudad medieval amurallada que se encuentra a unos 60 km de Milán. Aquí se encuentra el aeropuerto Orio al Serio que es el usado por Ryanair para sus vuelos a esta zona, por tanto, si vuelas hasta aquí, sería una buena idea aprovechar el día de llegada (o el de regreso) para visitar la ciudad.
  • Lago de Como: Se trata del tercer lago más grande del país y de un lugar muy tranquilo al que merece la pena ir y perderse entre los encantadores pueblecitos de la zona (Bellagio, Varenna o el propio Como son algunos ejemplos). El trayecto en tren desde Milán dura menos de una hora.
  • Brescia: Tras Milán, es la segunda ciudad más grande de Lombardía y se puede ir en tren de una a la otra, sin paradas, en tres cuartos de hora o menos.
  • Monza: A media hora de la capital, también tenemos esta pequeña ciudad que es mundialmente conocida por organizar el Gran Premio de Formula 1 en su circuito.
  • Pavía: La que fuese antigua capital de Italia también se encuentra relativamente cerca de Milán y en apenas media hora en tren puedes plantarte allí.
Bérgamo, Milán, Italia
Una bonita perspectiva de la ciudad amurallada de Bérgamo.
Hay otras ciudades muy interesantes en las que poder realizar una excursión de un día, como Módena, Verona ,Parma ,Turín o Génova (seguro que si eres aficionado al fútbol te sonarán todos estos nombres), aunque ya quedan algo más alejadas de la capital lombarda y todo dependerá del tiempo de que dispongas.

:: RECOMENDACIONES FINALES

- Alojamiento.

Como en tantas otras grandes ciudades europeas, en Milan también funciona Airbnb a pleno rendimiento, que por si aún no lo conoces, es una plataforma para alquilar apartamentos a precios realmente interesantes (mucho más económicos que un hotel), y por si fuese poco, aquí te dejamos un cupón de descuento de 35€ para poder usarlo en tu próxima reserva de Airbnb. Para saber más sobre cómo usar el cupón haz click aquí.

Pero si eres de los que prefieren un hotel, la mejor opción sigue siendo Booking. Aquí te dejamos otro cupón de descuento de 10€ para que lo uses en tu próxima reserva de Booking.

Estos descuentos los podrás usar no sólo en Milán, sino en cualquier otro lugar del mundo.

Puedes buscar tu hotel directamente desde nuestro cuadro de búsqueda:

Booking.com

- Tranvía.

La ciudad de milán aún dispone de algunos tranvías de los antiguos que son plenamente funcionales y, a parte de hacer su función como transporte público, también sirven como reclamo turístico. No dudes en subir a alguno de ellos y disfrutar de un pequeño "viaje al pasado".

- Tour gratuito.

Al igual que ocurre en la mayoría de grandes ciudades europeas, en Milán también puedes encontrar agencias que ofrecen tours gratuitos, aunque lo cierto es que la oferta es algo menor y, como siempre pasa en estos casos, a pesar de que el tour se vende como "gratuito", lógicamente se espera que des una buena propina al guía el finalizar el servicio.

Aquí puedes visitar una de las webs que lo ofrecen (el servicio se presta en inglés).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario