martes, 31 de enero de 2017

Karni Mata, el increíble templo de las ratas de Bikaner

¿Te atreverías a caminar descalzo entre montones de roedores que no paran de corretear entre tus pies? Pues lo creas o no, cientos de peregrinos (y también turistas y curiosos) recorren cada día largas distancias para poder hacerlo. Os estamos hablando de Karni Mata, el increíble templo de las ratas de Bikaner.
Karni Mata, templo de las ratas de Deshnok - Bikaner
El primer contacto con las ratas de Karni Mata Temple siempre es un poco espeluznante.
Deshnoke es un pequeño pueblo del Rajastán que no alcanza los veinte mil habitantes, sin embargo, gracias al poder de difusión de Internet, ahora mismo es uno de los lugares más visitados del distrito de Bikaner.


Y es que, una vez más, se ha convertido a una de esas curiosidades que sólo se podrían encontrar en la India en un sitio turístico realmente llamativo para los visitantes occidentales.

Se trata de Karni Mata, uno de los templos de la ciudad, que a simple vista despertaría la atención de pocos turistas, sin embargo lo que esconde en su interior es lo que ha puesto a Deshnoke en el mapa: miles y miles de ratas que campan a sus anchas por todo el templo (según algunas fuentes, más de 20.000 simpáticos animalitos).
Karni Mata, templo de las ratas de Deshnok - Bikaner
Decenas de ratas se agolpan en cualquier rincón del templo.

- La Historia.

Según cuenta la leyenda, Karni Mata fue una erudita del siglo XV que, tras la muerte de uno de sus hijos, le pidió al dios Iama (el dios de la muerte), que lo devolviese a la vida, sin embargo éste se negó a conceder tal deseo.

Karni Mata, que además era una reencarnación de Durga, otra diosa hindú, tomó entonces la decisión de que a partir de ese momento, todos sus descendientes se reencarnarían en ratas y así privaría al poco complaciente dios Iama de todas esas almas humanas.

Como suele ocurrir en estos casos, hay diversas variantes de esta historia, pero esta es, en esencia, la versión más extendida. Una vez allí, comprobaras que si preguntas a los locales, cada uno tiene su propia versión de los hechos y lo único que comparten al 100% es su veneración hacía estos roedores.

De entre todas estás ratas, se dice que sólo existe una de color blanco y, según cuentan, si logras dar con ella tendrás buena suerte durante el resto de tu vida. También se considerarán afortunados aquellos visitantes a quienes les pase alguna rata por encima de los pies.

Hemos de decir que, a estas alturas deberíamos ser los viajeros más afortunados del mundo, pues en cuanto entramos al templo apenas tardaron unos segundos en empezar a pasarnos ratitas por encima y además, no tardamos demasiado en localizar a la famosa rata blanca, que acudía tranquilamente a beber su leche del mismo cuenco que las demás, aparentemente sin ningún trato de favor especial.
Karni Mata, templo de las ratas de Deshnok - Bikaner. Rata blanca.
La conocida rata blanca de la fortuna no resultó muy difícil de localizar.

- El templo.

Como os decíamos antes, el templo en sí no llama demasiado la atención. Su entrada tallada de mármol blanco y sus puertas de plata son lo más destacable, además del intenso color rosa de sus paredes que le confieren un aspecto de lo más curioso.

Aunque su construcción empezó hace 600 años, el templo no pudo ser finalizado hasta principios del siglo pasado y, como en todos los lugares de culto de la India, hay que descalzarse para entrar, y esto es algo innegociable, aunque estés rodeado por miles de ratas y sus deposiciones.

El día que nosotros lo visitamos había estado lloviendo durante toda la mañana, así que os podéis imaginar el "gustito" que daba caminar con los pies mojados entre ratas y excrementos. El olor también es bastante intenso y la limpieza del lugar deja mucho que desear. En definitiva, una visita que no olvidaremos jamás y que por supuesto valió la pena. Mucha gente nos pregunta qué hicimos con los calcetines en cuanto salimos del templo... sinceramente, ¡no lo recordamos!
Karni Mata, templo de las ratas de Deshnok - Bikaner
Esta es la entrada del templo de Karni Mata.

- Las ratas.

No sabemos si realmente serán 20.000 las habitantes de este templo, pero lo que sí que está claro es que son las suficientes para sentirte auténticamente rodeado y que no puedas dar un sólo paso sin antes asegurarte muy bien de donde vas a pisar.

A estas ratas sagradas se les conoce como "kabbas" y pudimos comprobar que los nativos sienten autentica devoción por ellas. Las cuidan y les dan de comer a diario un completo menú a base de leche, maíz, papaya, pepino y muchas más frutas y verduras que no alcanzamos a distinguir.
Karni Mata, templo de las ratas de Deshnok - Bikaner
Unas cuantas ratas tomando su ración diaria de leche.

- Cómo llegar.

Bikaner se encuentra a sólo unos 30 kilómetros de Deshnoke, por tanto resulta bastante sencillo llegar hasta allí y estás son las opciones más habituales:
  • Tren: Desde la estación de Bikaner salen varios trenes diarios que pasan por Deshnoke y el trayecto debería durar unos 30 minutos, pero ojo, los retrasos en los trenes de la India están a la orden del día y a veces estos 30 minutos pueden llegar a ser el doble o incluso más. El precio del billete está entre 100 y 200 rupias.
  • Bus: Esta es la opción más económica, pues por sólo 20 rupias te dejará en Deshnoke en unos tres cuartos de hora, después tendrás que caminar 10 minutos hasta el templo.
  • Rickshaw: El precio de un viaje en rickshaw va a depender de tu habilidad para el regateo, pero por muy bueno que seas en estas artes, siempre va a ser más caro que los billetes de tren o autobús. El trayecto dura unos 40 minutos.
Karni Mata, templo de las ratas de Deshnok - Bikaner
Una de las ratitas come un poco de verdura mientras la fotografiamos.

- Precio.

Aunque la entrada al templo es gratuita, deberás pagar una tasa de 30 rupias por cada cámara de fotos o vídeo que pretendas entrar.

Además, verás que antes de entrar al templo dispones de un lugar donde dejar tus zapatos (recuerda que hay que entrar descalzo) y, aunque este servicio es gratuito, siempre esperan recibir una propina cuando vuelvas a recogerlos. Con 10 rupias por cada par de zapatos es suficiente.

- Vídeo.

Por último, os recomendamos que no os perdáis el vídeo de nuestra experiencia en este templo tan peculiar:



Y si os habéis quedado con ganas de más, podéis ver todas nuestras fotos en la galería del Templo Karni Mata.

Todos nuestros artículos sobre la India AQUÍ.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario