domingo, 28 de octubre de 2018

Qué ver en Múnich, la guía más completa.

Mientras planeábamos nuestra visita a Múnich, no imaginábamos que esta ciudad iba a dar tanto de sí, pero en cuanto llegamos, pronto nos dimos cuenta de que la capital bávara tiene mucho que ofrecer al viajero y pasamos allí una semana inolvidable, incluyendo algunas excursiones a lugares cercanos de lo más interesantes.
Nuevo ayuntamiento de Múnich, Marienplatz
El nuevo ayuntamiento de Múnich.

A continuación te contamos todo lo que necesitas saber para sacarle todo el jugo a la tercera ciudad más importante de Alemania.


DÓNDE ALOJARSE

Empezaremos por lo primero que busca casi todo el mundo antes de emprender un viaje: El alojamiento.

Hay que decir que Münich no es una ciudad especialmente barata, por eso recomendamos echar un vistazo en https://dondealojarse.net/ donde te explican detalladamente cuales son las opciones en cada barrio.

Nosotros optamos por Deutsches Theater, un hotelito bastante apañado en los límites del centro histórico, perfectamente situado a mitad de camino entre Karlspatz y la estación central y desde donde pudimos acceder a pie hasta todos los puntos de mayor interés. Por cierto, el desayuno muy completo.

QUÉ VER: ZONA CENTRO

- Marienplatz.

Marienplatz es la plaza más céntrica y, sin duda, el corazón de la ciudad. En esta popular plaza encontramos algunos de los puntos de interés más destacados de Múnich:
  • Ayuntamiento nuevo: Construido entre 1867 y 1908, es el edificio más llamativo de la plaza y, además, su famoso carrillón centra todas las miradas cuando se pone en marcha cada día a las 11, 12 y 17 horas. Su torre de 85 metros es accesible desde un ascensor.
  • Ayuntamiento antiguo: De aspecto mucho más sencillo que el nuevo, el viejo ayuntamiento, que data de finales del siglo XV, cuenta con una torre de 55 metros y un museo de juguetes.
  • Mariensäule: Así es como se conoce a la Columna de Santa María, el monumento que ocupa el centro de la plaza desde 1638.
Marienplatz - Münich, Alemania
Un primer plano de la columna Mariensäule con la torre del nuevo ayuntamiento al fondo.

- Peterskirche.

A escasos metros de Marienplatz nos encontramos con la Iglesia de San Pedro (Peterskirche) que es el templo católico más antiguo del país.

Los dos puntos más destacables de esta iglesia son la reliquia de Santa Munditia, un esqueleto recubierto de oro y piedras preciosas, y su torre de 56 metros de altura, desde cuyo mirador se puede disfrutar de una magnífica perspectiva de la ciudad, eso sí, para llegar a tal recompensa habrá que subir 306 escalones.

- Viktualienmarkt.

Junto a Peterskirche se sitúa este popular mercado de más de 20000 metros cuadrados repleto de coloridos puestos con productos frescos. En uno de ellos, donde vendían especias de todo tipo, compramos un poco de curry de mango que fue, sin duda, el mejor souvenir que nos trajimos de Múnich.

- Catedral de Múnich.

Muy cerca de Marienplatz, pero justo en el extremo opuesto a la Iglesia de San pedro, encontraremos la Catedral de Nuestra Señora de Múnich (Frauenkirche), uno de los edificios góticos más grandes de Alemania.

La catedral se construyó en ladrillo rojo y su aspecto no es demasiado llamativo, si no fuese por sus peculiares torres coronadas con sendas cúpulas de color verdoso.

Según una leyenda local, el mismísimo Satán dejó la huella que aún puede verse en su interior y que es conocida como “La pisada del Diablo”.

- Michaelskirche.

Apenas 250 metros separan la Catedral de la Iglesia de San Miguel (Michaelskirche), uno de los mayores templos renacentistas de Alemania.

Te será muy fácil encontrarla, pues su imponente fachada principal se encuentra en Neuhauser Straße, una de las calles más transitadas de la ciudad, que une Marienplatz con Karlsplatz.
Neuhauser Straße - Iglesia de San Miguel - Múnich
Una imagen de la calle Neuhauser en la que se ve la Iglesia de San Miguel y las torres de la Catedral asomando al fondo.

- Karlsplatz.

En esta gran plaza, que fue construida en el siglo XVII, se conserva la Puerta Karlstor, que era una de las principales puertas de acceso de la antigua muralla medieval.

Al otro lado de la plaza, podrás ver el Palacio de Justicia, un gran edificio neobarroco con una llamativa cúpula de acero y cristal.
Karlsplatz - Múnich
Karlsplatz con el Palacio de Justicia al fondo.

- Cervecería Hofbräuhaus.

Se dice que más de 35000 personas pasan cada día por esta enorme cervecería y podemos dar fé de ello, pues a pesar de las enormes dimensiones del local, tuvimos que esperar un buen rato para encontrar una mesa libre.

La música en vivo y los trabajadores ataviados con sus trajes regionales propician un magnífico ambiente para cenar o simplemente descansar del viaje tomando una buena cerveza. Visita imprescindible.
Cervecería Hofbräuhaus - Múnich
Un grupo de muniqueses disfrutan de la cena en la cervecería Hofbräuhaus ataviados con sus trajes típicos regionales.

- Odeonsplatz.

Gran plaza en la que destacamos el Feldherrnhalle, la construcción más conocida y todo un símbolo que se erigió en honor al ejército bávaro.

Junto a Odeonsplatz encontraremos el Hofgarten, un parque que fue construido a principios del siglo XVII por Maximiliano I, y la Residencia de Múnich (Residenz), el palacio urbano más grande del país, que fue usado como residencia real hasta el año 1918.
Feldherrnhalle - Odeonsplatz - Münich
Uno de los leones del Feldherrnhalle en Odeonsplatz.

- Englischer Garten.

Con una superficie de más de 400 hectáreas, el Jardín Inglés (Englischer Garten) es una de las extensiones verdes urbanas más grandes de Europa y constituye el pulmón de la ciudad.

Si el tiempo acompaña, es un lugar ideal para ir de picnic y escapar del bullicio del centro paseando por sus senderos entre grandes extensiones de césped.

- Siegestor.

A un lado del Jardín Inglés, concretamente al suroeste, se ubica el Siegestor, un arco del triunfo de aspecto similar a la Puerta de Brandenburgo de Berlín, pero mucho más modesto.
Siegestor, Múnich
La puerta de Siegestor.

QUÉ VER: ZONA NORTE

- Olympiapark.

Olympiapark München es el Parque Olímpico que se construyó para los Juegos Olímpicos  de verano que albergó la ciudad durante 1972.

Lo más destacable de este gran espacio, es el Estadio Olímpico, con una capacidad para casi 70.000 espectadores, y la Torre Olímpica (Olympiaturm), una estructura de 291 metros de altura que cuenta con un mirador y un restaurante giratorio. Sin embargo, dada la lejanía respecto al centro de la ciudad, hay mejores opciones para poder disfrutar de unas buenas vistas de Múnich, como la torre del nuevo ayuntamiento o la de la Iglesia de San Pedro.

- BMW Welt y la Fábrica de BMW.

También en el norte de la ciudad, cerca de la zona olímpica, encontramos el punto de referencia para todos los fans del mundo del motor y, más concretamente, para los de la mítica marca automovilística BMW, entre los que me incluyo.

El BMW Welt es un impresionante concesionario ubicado en un moderno edificio de aspecto futurista. En él podremos encontrar una amplia exhibición de modelos de la marca e incluso participar en algunas actividades interactivas que harán las delicias de pequeños y mayores.

Desde el BMW Welt, también se puede acceder a la fábrica de la marca. El tour por la factoría tiene una duración de unas dos horas y media se puede reservar por email (infowelt@bmw-welt.com).
BMW Welt - Múnich
Una de las joyas que pudimos ver en el BMW Welt de Múnich.

- Eventos deportivos.

Si te gustan los deportes, no dudes en acudir al espectacular estadio Allianz Arena para presenciar uno de los partidos del Bayern de Múnich.

Durante los días que estuvimos en la ciudad no coincidimos con ningún partido del Bayern, así que optamos por ir a ver nuestro primer partido de hockey sobre hielo, en concreto el que enfrentaba al Red Bull Munchen contra los Fischtown Pinguins en el Olympia-Eissportzentrum, y resultó una experiencia de lo más divertida y recomendable.
Olympia-Eissportzentrum de Múnich - Red Bull
Una imagen del Olympia-Eissportzentrum de Múnich durante el partido de los Red Bull.

QUÉ VER: VISITAS EXTRA

- Palacio Nymphenburg.

Este precioso palacio de estilo barroco fue construido a mediados del siglo XVII como residencia de verano de la familia Wittelsbach y cuenta con unos enormes jardines de más de 800.000 metros cuadrados.

Si se dispone de poco tiempo en Münich, no lo incluiría entre uno de los puntos indispensables del viaje, pues hay que tener en cuenta que Nymphenburg está algo alejado del centro (a unos 6 kilómetros) y que, dada su extensión, la visita conlleva varias horas.

- Deutsches Museum.

Según dicen, estamos ante el museo de ciencias más grande del mundo: Exposiciones al aire libre, robótica, aeronáutica, centro de transportes y un largo etcétera.

Con este gran museo ocurre lo mismo que con el Palacio Nymphenburg, su visita puede resultar muy interesante, pero se ha de tener en cuenta que su visita requiere muchas horas.

QUÉ VER: EXCURSIONES DESDE MÚNICH

- Castillo de Neuschwanstein.

Este increíble castillo que parece sacado de un cuento de hadas clásico, fue ideado por Luis II de Baviera, también conocido como “El Rey Loco” a mediados del siglo XIX.

Para llegar hasta Neuschwanstein tendrás que madrugar e invertir poco más de dos horas en un trayecto en tren con algún transbordo. En total, se trata de una escapada en la que prácticamente emplearás un día entero y ya no regresarás a Múnich hasta el anochecer, pero créeme, merece la pena. No te pierdas nuestra galería fotográfica y toda la información que necesitas sobre el castillo.
Castillo de Neuschwanstein
Una otoñal imagen del Castillo de Neuschwanstein.

Salzburgo.

Dada la situación de Múnich, a escasos 100 kilómetros de la frontera austríaca, la visita a la preciosa ciudad de Salzburgo se hace casi imprescindible.

El trayecto en tren de una ciudad a otra dura entre hora y media y dos horas, dependerá del tren y horario que se elija. Tienes toda la info aquí.

- Dachau.

Situado a unos 16 kilómetros al norte de la ciudad, Dachau fue el primer campo de concentración nazi (1933) y, por tanto, uno de los más representativos junto al de Auschwitz.

Es evidente que no se trata de una visita agradable ni de un lugar bonito, pero no cabe duda de que resulta muy interesante y se aprende mucho sobre como era la vida en estos centros.
Campo de concentración de Dachau, Múnich
Una imagen del campo de concentración de Dachau.

OKTOBERFEST

Aunque no necesita presentación, nunca está de más un poco de información sobre el festival más importante de Alemania.
  • La celebración del Oktoberfest empieza el primer sábado después del 15 de septiembre y tiene una duración de entre 16 y 18 días, por lo que sus fechas son diferentes cada año.
  • Se estima que la media de visitas anuales es superior a los 6 millones de personas, así que puedes hacerte una idea de cómo está Múnich durante esos días, una ciudad con una población de alrededor de millón y medio de habitantes.
  • Las celebraciones se dan en el Theresienwiese (Prado de Teresa) un espacio no muy alejado de la estación central.
  • Sólo la cerveza que se ciñe a ciertos criterios y que además es fabricada en la propia ciudad de Múnich puede servirse en la Oktoberfest.

Aunque nuestra visita a Múnich fue en el mes de octubre, llegamos demasiado tarde y no pudimos disfrutar de este gran evento, así que si has podido vivirlo en primera persona, no dudes en comentar y contarnos que tal fue la experiencia.

GASTRONOMÍA

Como en cada destino al que viajamos, uno de los atractivos del viaje siempre reside en descubrir la comida típica del lugar y Múnich no iba a ser una excepción.

La gastronomía bávara se caracteriza por su elevado contenido calórico y el cerdo es uno de los ingredientes que más predomina en sus platos.
  • Bretzel: También conocido como Pretzel, se trata de una rosquilla en forma de lazo. Hay muchas variedades.
  • Salchichas: Tratándose de Alemania, es evidente que las salchichas iban a tener su protagonismo, en concreto las Weisswurst (blancas) y las Brühwurst (escaldadas).
  • Schweinebraten y Schweinshaxe: Dos platos de cerdo asado muy típicos de la zona.
  • Hämsche: Codillo de cerdo, normalmente acompañado de patatas y chucrut.

Gastronomía y platos típicos de Múnich
Disfrutando de uno de los típicos platos de cerdo asado en Múnich.

CÓMO LLEGAR A MÚNICH

Pulsa aquí para obtener toda la información sobre como llegar al centro de Múnich desde el aeropuerto internacional.




¿Te quedaste con alguna duda?
Si tienes cualquier pregunta, no dudes en hacérnosla llegar y haremos lo posible por ayudarte. Puedes comentar este mismo post o preguntarnos a través de Twitter: @viajero_total
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario