domingo, 23 de junio de 2019

Qué ver en Tailandia en 15 días

A primera vista, planificar un viaje por Tailandia puede parecer una tarea complicada, sobre todo si es tu primera vez en el continente asiático, pero lo cierto es que no lo es tanto. Solo has de tener en cuenta algunos aspectos importantes, como el visado, las vacunas o la contratación de un buen seguro médico para viajar. Y, por supuesto, trazar un itinerario óptimo para aprovechar tu tiempo.
Tailandia. Islas Phi Phi
Una bonita imagen de las Islas Phi Phi, uno de los principales reclamos turísticos de Tailandia.

Quince días no es mucho tiempo para conocer un país, pero este suele ser el periodo estándar para los viajes de mucha gente, por eso la primera duda que nos planteamos es ¿Será suficiente tiempo?


La respuesta es que sí. Evidentemente no lo vas a ver todo, pero dos semanas bien organizadas son tiempo suficiente para quedarse con la esencia del país, ver las ciudades más importantes e incluso visitar alguno de esos lugares especiales que siempre ponen la guinda a un viaje.

Para nosotros, Tailandia supuso el debut en el continente asiático y organizamos un tour de 15 días que nos dejó tan encantados, que desde entonces hemos vuelto a Asia cada año. Esperamos que pueda serviros de guía y orientaros en el diseño de vuestra propia aventura.


Principales lugares que ver en Tailandia en 15 días


La ruta típica que suele hacer el 99% de los viajeros siempre incluye Bangkok, Chiang Mai, Chiang Rai y alguna zona de playa. La lógica invita a pensar que si todo el mundo visita estos lugares será por algo, así que esa fue la columna que vertebró nuestro itinerario, siendo Krabi la zona elegida como “campamento base” para todas las excursiones de playa.

Hacer el circuito clásico no significa renunciar a cosas más originales, así que le dimos unas pinceladas con algunas visitas que os contamos a continuación.


Top 9 lugares geniales que visitar en Tailandia


1. Bangkok


Dicen que a la capital tailandesa, o se le ama, o se le odia. En nuestro caso, ese caos asiático en el que está sumida la ciudad nos enamoró desde el primer momento.

Aquí estuvimos 4 días (contando el de llegada) y la verdad es que se nos hizo tan corto que, antes de abandonar la ciudad, ya teníamos decidido que regresaríamos en alguna ocasión.

Entre las principales atracciones de Bangkok se encuentran el Gran Palacio, que fue residencia real e incluye el templo del Buda Esmeralda, y otros templos importantes como el del Buda reclinado (Wat Po) o el famoso Wat Arun (Templo de la Aurora).
Tailandia - Bangkok - Palacio Real
Uno de los imponentes guardianes del Palacio Real de Bangkok.

Además, os recomendamos otras actividades como recorrer el río Chao Phraya y sus serpenteantes canales en una barca tradicional o perderse entre las callejuelas del barrio chino.

Y, al caer la noche, se puede optar por la opción mochilera, cenando en la animada Khao San Road, o la opción glamourosa, tomando una copa mientras se disfruta de las increíbles vistas que ofrecen los múltiples sky bar de la ciudad.
Tailandia - Bangkok - Tuk Tuk
Los coloridos "tuk tuk" son un atractivo más de la ciudad y todo un símbolo de Tailandia.


2. Mercados del tren y flotantes


Tras despedirnos de Bangkok, nuestro siguiente destino iba a ser Kanchanaburi, pero antes quisimos invertir la mañana en la visita a un par de mercados.

El primero de ellos fue el de Mae Klong, también conocido como “El mercado del tren”, uno de esos lugares que le dan un plus al viaje y al que las fotos no hacen justicia, por eso hemos preferido dejaros nuestro vídeo:



Tras el impactante paso del tren entre los puestos de frutas y verduras de los locales, nos dirigimos a Damnoern Saduak, uno de tantos mercados flotantes que se pueden visitar en el país. Aunque fue curioso ver como trataban de vendernos cualquier cosa desde una barca, hemos de reconocer que no fue tan auténtico como esperábamos.
Tailandia - Mercado flotante de Damnoern Saduak
Una de las vendedoras del mercado flotante de Damnoern Saduak.


3. Kanchanaburi


Esta región se sitúa a menos de 200 kilómetros al noroeste de la capital y es una de las etapas que recordamos con más cariño. Los lugares más interesantes son los siguientes:
  • Tren de la muerte: Se trata de un recorrido entre la estación de Tham Krasae y la propia Kanchanaburi, cuyas vías fueron construidas por los prisioneros aliados durante la Segunda Guerra Mundial y las vistas merecen mucho la pena.
  • Puente sobre el Río Kwai: Seguramente el lugar más famoso de Kanchanaburi. Todo un símbolo que representa la importancia que tuvo la zona durante la Segunda Guerra Mundial y que adquirió fama mundial gracias a la conocida película de finales de los cincuenta.
  • Erawan: Si te gusta la naturaleza, no puedes dejar de visitar este parque nacional que abarca 500 kilómetros cuadrados y se caracteriza por sus cascadas en 8 niveles.
Y para redondear nuestra estancia en Kanchanaburi, nos alojamos en el Felix River Kwai, un hotel situado a orillas del río que, sin duda, os recomendamos.
Tailandia - Tham Krasae - Tren de la muerte
Junto a las vías del "Tren de la muerte" en Tham Krasae


4. Ayutthaya


Ayutthaya fue la segunda capital del Reino de Siam y sus ruinas arqueológicas son patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

No podemos perdernos el templo de Wat Chai Watanaram y las áreas arqueológicas de Wat Prasisanphet y Wat Mahatat.
Tailandia - Ayutthaya - Wat Chai Wattanaram.
El templo Wat Chai Wattanaram de Ayutthaya.


5. Lopburi


Esta fue una parada corta y ni si quiera hicimos noche, pero hemos querido destacarla por que la visita a esta ciudad y en especial al templo de Phra Prang Sam Yod fue uno de los momentos más divertidos del viaje.

En este pequeño templo de estilo camboyano decenas de monos campan a sus anchas y no dudan en lanzarse sobre los visitantes intentando robar cualquier cosa que no esté debidamente amarrada. Mucho ojo con las mochilas, gafas de sol o cámaras fotográficas.


Como os decíamos, fue una experiencia muy divertida, pero al mismo tiempo nos hizo reflexionar sobre la importancia de contar con un seguro para viajes internacionales, ya que un mordisco o arañazo de estos “simpáticos” animalitos hubiese supuesto una visita al hospital en un país donde obviamente la tarjeta sanitaria europea no es válida.


6. Sukhothai


La siguiente parada en nuestra ruta hacia el norte del país fue Sukhothai, la antigua capital del primer reino tailandés.

Merece la pena destacar la visita a Wat Sri Chum, un templo del siglo XIII donde se puede admirar al espectacular buda de más de 15 metros de altura que protagoniza la mayoría de postales d ella ciudad.

El parque histórico de Sukhothai es la gran atracción a nivel histórico y cultural de la ciudad. Un yacimiento donde se puede apreciar como la capital original estaba rodeada por tres fortificaciones concéntricas y dos fosos salvados por cuatro puertas.
Tailandia - Sukhothai - Wat Sri Chum
El famoso Buda de Wat Sri Chum.


7. Chiang Rai


Nuestra llegada hasta Chiang Rai, la etapa más septentrional del recorrido tenía dos objetivos claros:
  • Triángulo de oro: Se llama así a esta zona donde lindan tres países divididos por el río Mekong, Myanmar, Laos y Tailandia.
  • Wat Rong Khun: Más conocido como “El templo blanco”, este peculiar templo contemporáneo fue construido a finales del siglo pasado y pronto se ha convertido en una de las imágenes más icónicas de Tailandia.
Tailandia - Chiang Rai - Templo Blanco
Así de espectacular luce el famoso Templo Blanco de Chiang rai.


8. Chiang Mai


Chiang Mai es la ciudad más importante del norte del país y sus orígenes se remontan al Reino Lanna en el siglo XIII.

Entre las actividades típicas de esta zona destacan la visita a algún campo de conservación de elefantes, el descenso del río en balsa de bambú o la posibilidad de acariciar tigres de 200 kilos en el controvertido Tiger Kingdom.

El templo más importante de la ciudad es Doi Suthep, ubicado en una colina a mil metros de altura desde donde se tienen unas vistas privilegiadas de Chiang Mai.

Por la noche, el gigantesco mercado nocturno de la calle Chanklan se convierte en una visita indispensable. Aquí encontrarás todo lo que puedes imaginar y es un buen lugar para comprar los souvenirs y también para cenar, pues la oferta de bares y puestecillos es amplia y variada.
Tailandia - Chiang Mai - Templo Doi Suthep
Una mujer rezando en el templo de Doi Suthep


9. Krabi e islas del Mar de Andamán


Y, después de pasar 3 días en Chiang Mai, cogimos un vuelo de Air Asia que nos llevó hasta Krabi, en el sur de Tailandia. Este fue el lugar elegido para disfrutar de las islas del Mar de Andamán.

Krabi, en sí, no tiene gran cosa, pero su privilegiada situación permite realizar excursiones diarias a las islas Phi Phi, la isla de James Bond y otros tantos lugares paradisíacos donde se puede hacer snorkel entre miles de peces de colores.

Durante cuatro días, nos dedicamos a disfrutar de las playas y las aguas cristalinas para cargar pilas y seguir hacía nuestro próximo destino, Kuala Lumpur, pero eso ya es otra historia.




Conclusión


Aunque no es un país de una gran extensión, Tailandia tiene tanto que ofrecer que da la impresión de que podríamos pasar meses recorriéndolo y no nos cansaríamos. Al menos, esa fue nuestra sensación.

Sin embargo, después de hacer esta ruta, también pensamos que 15 días pueden ser suficientes para la mayoría de la gente, pues da tiempo de sobra para visitar sin prisas los principales lugares del país.

Para finalizar, os dejamos algunos consejos que conviene tener en cuenta antes de emprender el viaje:
  • Visado: Si eres ciudadano español, el visado se te concederá automáticamente en el aeropuerto con una validez para 30 días. Para otras nacionalidades, aconsejamos consultarlo con la embajada.
  • Seguro de viaje Tailandia: Siempre conviene contratar un seguro de viaje, pero más aún cuando se trata de visitar países fuera de la Unión Europea.
  • Moneda: La moneda oficial es el Baht, cuyo cambio en el momento de escribir este post es de 35 THB = 1 €. Puedes consultar la conversión actual aquí.
  • Salud: Cuando viajamos a países asiáticos hay una serie de consejos del Ministerio de Exteriores que debemos de conocer. En lo relativo a Salud, conviene informarse sobre las vacunas recomendadas para la zona en el momento de nuestro viaje.
  • Horario: La zona horaria de Tailandia es GMT+7, lo cual significa que la diferencia con España será de 5 horas de abril a octubre, y de 6 entre octubre y abril.
  • Electricidad: La red eléctrica del país funciona a 220 voltios y 50 hercios. En cuanto al tipo de enchufe, por norma general no se va a necesitar adaptador, pero es aconsejable llevar uno de tipo universal por si en alguna zona más remota usan clavijas diferentes.




¿Te quedaste con alguna duda?
Si tienes cualquier pregunta, no dudes en hacérnosla llegar y haremos lo posible por ayudarte. Puedes comentar este mismo post o preguntarnos a través de Twitter: @viajero_total
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario