viernes, 23 de septiembre de 2016

Guía de Oporto: Qué ver (y hacer) en dos o tres días (versión LowCost)

Situada al norte, Oporto (Porto, como la llaman allí), es la segunda ciudad más importante de Portugal y la que da nombre al país. Su amplio patrimonio histórico le confiere un gran interés y, al no ser una ciudad demasiado grande, puede ser visitada en pocos días sin problemas.
Guía de Oporto, Portugal


En 1996, la Unesco declaro su centro histórico como Patrimonio de la Humanidad y, para que no te pierdas detalle, a continuación te contamos todo lo que puedes ver (y hacer) en esta bella ciudad aunque no dispongas de demasiado tiempo (ni dinero).


- Puente Don Luis I.

Son varios los puentes que cruzan el río Duero a su paso por Oporto, pero sin duda, el más famoso de ellos es el Puente de Don Luis I, que une la vecina localidad de Vila Nova de Gaia con la propia Oporto.

Esta estructura de hierro de finales del siglo XIX se ha convertido en uno de los principales símbolos de la ciudad y consta de dos alturas, por la superior circula el tranvía, por la inferior los vehículos, y en ambos niveles está habilitado el paso de peatones.

Desde el nivel superior se obtienen unas magníficas vistas de la Ribiera y del barrio de Miragaia, no te lo pierdas.
Puente de Don Luis I, Oporto, Portugal
Vista nocturna del Puente de Don Luis I, uno de los principales emblemas de la ciudad.

- Torre de los Clérigos.

Con sus 76 metros de altura (y más de 200 escalones), se trata de la torre más alta del país y, si además tenemos en cuenta que está construida sobre uno de los puntos más altos de Oporto (el cerro de los ahorcados), resulta evidente que las vistas que obtendremos desde lo alto de la Torre de los Clérigos van a ser sencillamente magníficas.

Esta torre es, en realidad, el campanario de la Iglesia de los Clérigos, que fue erigida a finales del siglo XVIII. Dicho conjunto constituye hoy en día una de las principales atracciones de la ciudad.

La torre es visible desde casi cualquier punto de Oporto, con lo que llegar hasta allí te va a resultar muy sencillo. El precio es de 3€ y permanece abierto al público todos los días de 9:00 a 19:00.
Vista de Oporto y el río Duero (Portugal)
La catedral y el río Duero vistos desde la Torre de los Clérigos.

- Pasear por el centro histórico.


Perderse por el centro histórico es algo altamente recomendable, sobre todo si se quiere conocer la verdadera esencia de Oporto, lo mejor es ponerse a caminar y deambular sin rumbo fijo por las intrincadas callejuelas de esta parte de la ciudad.

Es así como vas a descubrir los mejores lugares para comer o cenar, pues siempre aparece un pequeño restaurante lleno de encanto a la vuelta de alguna esquina, y lo que es mejor, suelen ser bastante económicos.

Vas a poder descubrir "la otra Oporto" y obtener las fotos más originales de tu viaje, ya que esta ciudad, y en especial su casco antiguo, es realmente fotogénica, además, te darás cuenta de que se trata una urbe muy limpia y muy sana, no en vano Portugal ha sido incluida recientemente en el top ten de los países que menos contaminan del mundo.
Centro de Oporto, Portugal
Una típica imagen del centro de la ciudad.

- Iglesia de San Ildefonso.

Y mientras paseas por el centro, seguro que en algún momento te toparás con la Iglesia de San Ildefonso, que te llamará la atención por su fachada decorada con azulejos que representan la vida del propio santo.

No se trata de una estructura espectacular ni de un monumento que recordarás de por vida, pero si pasas por allí, bien se merece unas cuantas fotos. Se encuentra en la calle que lleva el mismo nombre (Rua de Santo Ildefonso, 238) y la entrada es gratuita.
Iglesia de San Ildefonso, oporto, Portugal
Una dramática imagen de la fachada de la Iglesia de San Ildefonso.

- Mercado do Bolhão (Articulo completo AQUÍ).

En cada ciudad que visitamos, siempre nos gusta ver los mercados donde compran a diario los locales, y en ese sentido, el más característico de Oporto es el Mercado do Bolhão, un decadente edificio de arquitectura neoclásica y distribuido en dos plantas que fue construido en 1914.

Aquí podrás encontrar multitud de puestos de frutas y verduras, carnes, pescados e incluso animales vivos. También hay tiendas de souvenirs y algunos bares en la planta inferior donde poder comer a buen precio.

Aunque no vayas a comprar nada, no dejes de visitarlo para sumergirte de lleno en la vida y costumbres de los portuenses. Llegar es muy fácil, está cerca de la Avenida de los Aliados y puedes bajar en la estación de metro del mismo nombre, Bolhão. Los domingos permanece cerrado.
Mercado do Bolhao, Oporto, Portugal
Comprando ajos en el Mercado do Bolhao.

Librería Lello e Irmão.

Considerada por muchos como una de las librerías más bonitas de Europa, este lugar multiplicó su fama (que siempre la tuvo) cuando empezó a ser utilizada para grabar algunas escenas de las películas de la saga de Harry Potter, o al menos eso dicen. ¿Mito o realidad? Difícil de saber, pero lo que sí que parece cierto es que sirvió de inspiración a la autora de los dichos libros durante su estancia en la ciudad.

El edificio que la alberga es del año 1906 y es especialmente bonita en su interior, con sus grandes estanterías de madera repletas de libros y una gran escalera central, también de madera tallada, que le confiere un aspecto muy de película.

La encontrarás en la Rue das Carmelitas, bastante cerca de la Torre de los Clérigos y el precio de la entrada es de 3€; valor que te descuentan si realizas alguna compra.
Librería Lello e Irmao, Oporto, Portugal
Una vista del interior de la Librería Lello e Irmao.

Palacio de la Bolsa de Oporto.

De estilo neoclásico, este edificio tardó casi medio siglo en ser construido (1842-1891) y hoy en día es uno de los lugares más visitados de Oporto.

Lo mejor se encuentra en su interior, la Sala Árabe, el patio de las naciones o su espectacular escalera de granito y puedes verlo por 8€ (visita guiada).

- Avenida de los Aliados y Plaza de la Libertad.

La Avenida dos Aliados tiene en uno de sus extremos al ayuntamiento de la ciudad y en el otro a la Plaza da Liberdade con su conocida estatua ecuestre del rey Pedro IV, y entre medias, una amplia vía repleta de edificios modernistas de finales del siglo XIX o principios del XX.

Entre las dos calzadas, esta avenida dispone de una ancha mediana peatonal que invita a recorrerla de arriba a abajo dando un agradable paseo.
Avenida dos Aliados, Oporto, Portugal
Avenida dos Aliados, Porto.

- Crucero por el Duero.

A no ser que lo impidan las inclemencias meteorológicas, todo turista que se precie debe dar un paseo en barco por el río Duero.

Hay varías empresas que ofrecen este servicio y puedes contratarlo desde la misma orilla del río. La duración del crucero, que suelen denominar "Crucero de los seis puentes", es de unos tres cuartos de hora y su precio suele estar entre los 10 y los 15€.

Otra forma más económica de disfrutar del Duero, es dar un paseo por sus riberas y tomarse algo en alguna de sus innumerables terracitas, ya sea en el lado de Oporto o en el de Gaia.
Río Duero, Oporto, Portugal
Una típica imagen del río Duero con los barcos de las bodegas.

- Estación de São Bento.

Muy cerca de la Plaza de la Libertad, tenemos la estación de trenes de Oporto, construida a principios del siglo pasado, lo más interesante, sin duda, es su decoración, con más de 20000 azulejos que relatan la historia del país.

Desde aquí puedes trasladarte a otras localidades cercanas como Braga, Coimbra o Guimarães, pero aunque no vayas a coger ningún tren, el edificio bien merece una visita.

- Catedral de Oporto.

Apenas a 300 metros de la estación de São Bento tenemos la Catedral de la ciudad que, desde que fue construida en el siglo XII, ha ido sufriendo múltiples transformaciones en su fisionomía exterior hasta el punto en que hoy tiene más aspecto de fortaleza que de edificio religioso.

Está declarada como Monumento Nacional y, dado que se encuentra en la zona más elevada de la ciudad, las vistas que se obtienen del Duero y la Ribeira son realmente privilegiadas. No desaproveches la ocasión para echar unas cuantas fotos.

- Otras actividades.

Si os habéis fijado, todos los lugares y actividades que os hemos propuesto hasta el momento están muy próximos entre sí y se localizan básicamente en el centro de la ciudad, por lo que se pueden cubrir sin necesidad de usar el transporte público, además, son realmente económicas o incluso gratis.

Sin embargo, si dispones de más tiempo o quieres manejar otras alternativas, no te pierdas los siguientes lugares:

  • Casa de la música: Sala de conciertos de diseño vanguardista ubicada en el barrio de Boavista.
  • Estadio do Drãgao: Para los más futboleros, es la sede del Porto, uno de los clubes más populares de Portugal. Aquí tienes toda la información sobre las visitas guiadas.
  • Forte de São Francisco do Queijo: Preciosa estampa la que presenta este antiguo fuerte erigido frente al Océano Atlántico, justo al final del paseo marítimo.
  • Sea Life Porto: El acuario de Oporto, ideal para ir con los más pequeños.
  • Vilanova de Gaia: Es la ciudad vecina, justo en la otra orilla del Duero, y es donde se encuentran la mayoría de bodegas, donde podrás hacer una degustación de vino con espectáculo de Fado incluido.

Río Duero y Puente Don Luis I, Oporto, Portugal
Una imagen de Oporto tomada desde Vilanova de Gaia.

- Alojamiento.

No cabe duda que el mejor lugar para alojarse en Oporto es el Centro histórico o las inmediaciones de la Avenida de los Aliados, pero también es evidente que en estas zonas van a estar los hoteles más caros, así que nosotros te proponemos esta alternativa.

- Fotos.

Y, para más detalle, no te pierdas nuestras mejores fotos de la ciudad:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario