miércoles, 12 de octubre de 2016

Las mejores ciudades de Europa para vivir

Dos de ellas son españolas: Madrid y Barcelona. La tercera, alemana: Berlín.
Madrid - España
Una bonita vista de Madrid tomada desde uno de sus edificios más emblemáticos.

Las tres tienen en común la cercanía de sus gentes, el ambiente que se disfruta en sus calles al aire libre y sus completos y variados servicios al ciudadano: transporte público, centros de salud, escuelas...


Si tuvieras que elegir una ciudad para quedarte a vivir en Europa, ¿cuál elegirías?

Aunque es cierto que hay urbes para todos los gustos en todo el continente, hay una clara tendencia que lleva a los que se hacen esta pregunta a responder casi siempre alguna de estas tres capitales: Barcelona, Madrid o Berlín.

¿Dónde está el truco?

Pues bien, uno de los factores que suelen señalar los usuarios es que son ciudades muy dinámicas, con grandes oportunidades de trabajo (cualificado, además) y con mucha vida cultural, que abre amplias esferas y futuros a los que se dedican a áreas de humanidades más que de ciencias e ingenierías.

Son ciudades, además, que están consideradas como espacios amables para disfrutar del tiempo libre, de hecho las tres son centros turísticos mundiales de primer orden, con servicios al visitante que muy pocas capitales ofrecen. Así, destacan los transportes públicos, los precios de las atracciones turísticas, el gran patrimonio cultural que conservan y la planta hotelera, con alojamientos adaptados a cualquier tipo de viajero, en concepto y en costes.

A pesar de que todas son grandes urbes en las que las distancias marcan mucho los tiempos, es cierto que en todas se puede crear una vida de barrio o zona muy intensa y ventajosa, mientras que las áreas céntricas, de negocios y turísticas se quedan como opciones a las que ir cuando se quiere hacer algo muy concreto. Los barrios, además, no están distribuidos de tal modo que se pueda hablar de “ciudades dormitorio” -aunque las tres las tienen- sino que hay zonas dentro del corazón mismo de cada una de estas urbes que es una ciudad en sí misma. La buena conexión entre zonas internas es vital en estos casos y, precisamente -como ya señalamos arriba-, la red de transporte público cumple bien su función tanto en Barcelona como en Berlín y en Madrid, donde, además, ahora están surgiendo formatos de transporte muy innovadores como los Car2Go que causan auténtica sensación entre los residentes que se mueven por las áreas más céntricas de estas capitales.
Barcelona - Cataluña - España - Atardecer
Atardece sobre Barcelona.
El Clima.

Madrid y Barcelona se llevan la palma por un elemento que ofrecen más ventajoso que Berlín: el clima. Y, entre Madrid y Barcelona, la segunda tiene más seguidores por tener mar, si bien Madrid le sigue muy de cerca gracias a su vibrante vida nocturna y su ferviente escena cultural y artística.

Sí, porque aunque Barcelona es la ciudad del diseño y las tendencias, Madrid es la ciudad del espectáculo, el teatro, la música y el ocio más flexible y abierto a todos. Berlín, a pesar de que el clima no ayuda, por ser más lluvioso y frío en las temporadas de otoño e invierno, sí es una ciudad en auge porque está muy preparada y concienciada para vivir al aire libre: la bicicleta se lleva a todas partes durante todo el año, las terrazas llenan las calles, los parques están repletos de vida y actividad cualquier día de la semana. Es, sin duda, la gran nueva capital de Europa, muy por delante de otras como París o, incluso, Londres, que se han estancado en lo que ya eran desde hace demasiado tiempo.

Puro arte Arte, revolución, diversidad.

Pocos lugares como Berlín en todo el mundo para combinar estas 3 palabras y crear un lugar en el que, además, es perfecto para establecerse y tener familia. Se trata de una ciudad realmente limpia y ordenada a pesar de la gran vida que brinda en sus calles. Ha sabido conjugar el descanso con el ocio a cualquier hora y sigue resistiendo con su corona como reina de la música electrónica europea.

Las noches en Berlín siempre han sido y son únicas, pero poco a poco se ha vuelto una ciudad más diurna y luminosa, con su lado tranquilo, su intelectualidad rebosando por todo, su arte callejero inundando cada rincón, cada pared.

Es importante destacar también la amabilidad de sus gentes y la facilidad con la que reciben al foráneo.
Charlottenburg - Berlin - Germany - Alemania - Otoño - Autumn
A pesar del clima, el otoño de Berlín ofrece estampas tan espectaculares como esta (Charlottenburg).
Vivir o estar de paso.

No todos podemos permitirnos elegir donde vivir, por eso para muchos las opciones de Madrid, Berlín o Barcelona no son más que metas a las que llegar en vacaciones.

Sabiendo de su tirón, muchas cadenas hoteleras españolas, incluso algunas que hasta hace poco estaban centradas en zonas exclusivas de sol y playa, han dado el salto y han abierto establecimientos de lujo en las 3 capitales. Uno de los casos más llamativos es el de Catalonia Hotels, con su Catalonia Las Cortes, en Madrid, su Catalonia Sagrada Familia, en Barcelona, y su Catalonia Berlin Mitte, en la zona de Alexander Platz.

Para quedarse a vivir, el alojamiento más económico se encuentra en Berlín, donde los hoteles son también -en comparación- mucho más asequibles que en las capitales españolas. Pero adquirir la residencia en alguna de ellas, si vienes del extranjero, no es fácil: será necesario que demuestres que, una vez terminado tu visado de turista, tienes un empleo que te permite subsistir allí y, por supuesto, contribuir adecuadamente como ciudadano de las mismas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario