miércoles, 16 de enero de 2019

INDIA: Itinerario de viaje

Si hay algo que caracteriza los viajes a India es que no dejan indiferente a nadie. Antes de ir a este gran país, habíamos leído y escuchado muchas vece aquello de que “a la India, o se le ama o se le odia”. Afortunadamente, después de nuestra experiencia, podemos afirmar que nos encontramos en el primer grupo.
Itinerario de Viaje a la INDIA
INDIA: Itinerario de viaje.

No es un viaje fácil de organizar, y al ser un país tan grande, se puede optar por muchas rutas diferentes, ya sea por la parte norte, las playas del sur o haciendo una combinación de ambas. En nuestro caso, decidimos explorar más a fondo el norte y la zona de Rajastán, para terminar visitando Mumbai antes de regresar a Valencia.


En cuanto a la forma de viajar, hay quien opta por hacerlo completamente por libre, e incluso improvisando sobre la marcha, lo cual puede resultar toda una aventura, y seguro que la experiencia se tiñe de anécdotas inolvidables, sin embargo, si no eres un viajero curtido o si es tu primera vez en Asia, quizá lo más recomendable sea contratar viajes todo incluido para tener la certeza de que todo va a salir bien.

Nosotros no hicimos ni una cosa ni la otra, y tiramos por el camino de en medio: Contratamos un chófer que nos llevó por el norte del país y a partir de ahí, usamos tren nocturno y un vuelo interno para llegar hasta los dos últimos destinos de nuestro recorrido (Varanasi y Mumbai).

A continuación, y con el ánimo de que pueda servir de guía a futuros viajeros, tanto si decidís hacerlo por libre o guiado, aquí os dejamos el que fue nuestro itinerario de casi un mes por la India distribuido en 15 etapas principales:

1. DELHI

Tras siete horas de vuelo desde Zurich, al filo de la media noche aterrizamos en Delhi, la que iba a ser nuestra puerta de entrada a este exótico país.

Si vienes de Europa y no tienes experiencia previa en este continente, el choque cultural que te producirá recorrer las calles de la capital india va a ser importante, pero ahí reside en realidad el mayor encanto de esta aventura.

La Mezquita de Jama Masjid, las intrincadas callejuelas y mercados de Old Delhi o la Puerta de la India son algunos de los imperdibles de la ciudad.
Nueva Delhi - India
Una imagen de la parte antigua de Delhi.

2. MANDAWA

El trayecto por carretera de Delhi a Mandawa, dos ciudades que en línea recta distan poco más de 200 kilómetros, supuso más de seis horas de viaje (¡Casi lo mismo que el vuelo Zurich-Delhi!), lo cual deja bien a las claras como son las infraestructuras y las condiciones del tráfico en la India (os recomendamos nuestro vídeo). Aún así, hay que reconocer que había tanto que ver a través de la ventanilla de nuestro coche, que los desplazamientos por carretera nos resultaron de lo más entretenidos.

Mandawa es una pequeña ciudad del Rajastán donde lo más destacable son sus havelis, antiguas casas familiares que reflejan el esplendor de la época dorada de la ruta de la seda.
Haveli de Mandawa - India
El patio interior de una de las havelis más importante de Mandawa.

3. HUDEEL

La pequeña aldea de Hudeel, no destaca por nada en particular, sin embargo resultó una oportunidad fantástica para descubrir la India más auténtica y rural, pues pasamos la noche en una casa familiar y pudimos disfrutar de una tarde inolvidable junto a los niños del pueblo que ejercieron de guías y nos mostraron hasta el último rincón de la zona mientras jugaban y bromeaban con nosotros.

4. BIKANER

El Fuerte de Junagarh es sin duda la atracción más popular de Bikaner, una construcción de finales del siglo XVI que bien merece la visita.

Sin embargo, había una cosa que teníamos marcado en rojo en nuestro itinerario, se trataba del templo de Karni Mata, también conocido como “el templo de las ratas” (con ese sobrenombre, podéis empezar a imaginar lo que íbamos a encontrar allí).

Karni Mata, que en realidad está situado en Deshnok, a apenas 30 kilómetros de Bikaner, nos dejó la experiencia más impactante de todo el viaje. No os perdáis nuestro vídeo:


5. JAISALMER

También conocida como la ciudad de oro, con su fortaleza, sus templos jainistas y edificios tallados, Jaisalmer, fue uno de los lugares que más nos gustó del Rajastán.

Las dos excursiones que no deberías dejar de hacer son: Los Cenotafios de Bada Bagh y Sam Dunes (desierto de Thar). En ambos casos es muy aconsejable quedarse hasta el atardecer para presenciar la puesta de sol.
Haveli de Jaisalmer, India
Fachada de una de las preciosas Havelis de Jaisalmer.

6. JODHPUR

Debido al color de las casas de su casco antiguo, Jodhpur también es conocida como “La ciudad azul”.

El majestuoso fuerte de Mehrangarh, la torre del reloj y el mercado Sardar son los principales puntos de interés, pero además, esta ciudad es famosa por sus especias y son muchos los turistas y viajeros que aprovechan su estancia para asistir a alguna clase de cocina.

Un consejo: No os vayáis de Jodhpur sin probar el Makhaniya Lassi, una especialidad de la zona elaborada con yogur, leche, cuajada, nata, cardamomo, azúcar, mantequilla y azafrán que podréis degustar por sólo 30 rupias en la plaza del mercado.


7. RANAKPUR

La etapa de Ranakpur tenía un objetivo muy claro, el templo jainista más grande del mundo. Una construcción espectacular que cuenta con 1444 columnas talladas y cada una de ellas es única y diferente. No en vano este templo fue incluido en la lista de finalistas de las 7 maravillas del mundo moderno.

8. UDAIPUR

Y llegamos a la que, según los indios es la ciudad más romántica de todo el subcontinente. Se trata de Udaipur, que también es conocida por sobrenombres como “La Venecia India” o “La ciudad de los 100 lagos”.

Aunque la lluvia impidió que pudiésemos disfrutar como es debido de nuestro paseo en barca por el lago Pichhola, lo cierto es que es una ciudad que tiene su encanto y al caer la tarde pudimos dar un agradable paseo y salir a cenar por el centro.


9. PUSHKAR

Pushkar es la ciudad más sagrada del Rajastán y en ella se puede visitar el templo de Brahma y pasear por los Ghats que envuelven el lago sagrado. Puede servir de “entrenamiento” o aclimatación antes de visitar la increíble Varanasi.

10. JAIPUR

Y por fin llegamos a la capital del estado de Rajastán, Jaipur, conocida también como “La ciudad rosa” por el tono rosado de sus edificios más emblemáticos.

Sus puntos de interés más destacados son el palacio de Hawa Mahal, el Fuerte Amber y los Cenotafios reales.
Hawa Mahal, Jaipur, India
Fachada del Hawa Mahal, Jaipur.

11. AGRA

La visita a Agra tiene un objetivo muy claro: El Taj Mahal, uno de los edificios más conocidos del mundo entero y la razón por la que muchos viajeros deciden venir hasta la India.

Pero, a parte del Taj Mahal, recomendamos aprovechar la estancia en Agra para visitar la antigua ciudad mongol de Fatehpur Sikri, que está situada a apenas 35 kilómetros y se puede acceder fácilmente por carretera.
Fatehpur Sikri - India
Este es uno de los edificios de la antigua Fatehpur Sikri.

12. ORCHHA

Esta fue una ciudad que nos sorprendió muy gratamente por sus templos y palacios. Pero sobretodo el Fuerte de Orchha en sí mismo es ya un motivo más que suficiente para incluirla en el itinerario.
Fuerte de Orchha, India
Contemplando el Fuerte de Orchha.

13. KHAJURAHO

Hablar de Khajurahu es hablar de templos, pues esta ciudad es especialmente conocida por sus templos hinduistas, en los cuales se encuentran talladas una gran cantidad de escenas eróticas y poses del kamasutra.

Después de pasar el día visitando sus templos, nos dirigimos a la estación, donde a las 11 de la noche emprendíamos nuestra primera experiencia en un tren nocturno indio.
Templo erótico de Khajurahu - India
Figuras talladas en uno de los Templos de Khajurahu.

14. VARANASI

Y tras doce horas de traqueteo, arrancadas y parones, nuestro tren por fin llegó a Varanasi, sin lugar a dudas, la ciudad que más nos gustó e impactó de todo el país.

Situada a la orilla del Ganges, la caótica Varanasi es un lugar muy especial, pues se trata de una de las siete ciudades sagradas del hinduismo, y también lo es para el jainismo y el budismo, por lo que la espiritualidad se respira en cada esquina.

Os recomendamos pegarse el madrugón y acudir a los ghats, donde, desde bien temprano, los indios acuden en masa para realizar sus rituales, y después del desayuno, no hay nada mejor que perderse entre los callejones de la ciudad y disfrutar del ambiente más auténtico.


15. MUMBAI

Después de un par de días en Varanasi, cogimos un avión que nos llevaría hasta la última etapa de nuestro viaje: Mumbai.

La antiguamente conocida como Bombay, es la ciudad más poblada del país y, según algunos registros, la cuarta del mundo, con lo cual os podéis imaginar las dimensiones de esta urbe.

Sin embargo, hemos de decir que Mumbai está mucho más “occidentalizada” que el resto de la India, y echamos en falta encontrar vacas por sus calles, lo cual le restaba mucho encanto.

Aún así, hay muchas cosas interesantes que ver, como la estación de ferrocarril, la Puerta de la India (sí, igual que en Delhi) o la Isla Elefanta, a la que se puede llegar en ferry fácilmente.

Mención a parte merece el barrio de Dharavi, una sub-ciudad dentro de la ciudad, que no es el lugar más apropiado para visitas turísticas.




Y hasta aquí, amigos viajeros, la que fue nuestra aventura por el subcontinente indio. Como recomendación final, no olvidéis dejar bien claras tres cosas importantes antes de emprender el viaje: El visado, las vacunas y el seguro.


¿Te quedaste con alguna duda?
Si tienes cualquier pregunta, no dudes en hacérnosla llegar y haremos lo posible por ayudarte. Puedes comentar este mismo post o preguntarnos a través de Twitter: @viajero_total
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario